jueves, 8 de mayo de 2008

El extraño poder

Quienes damos clases de biología y áreas afines llevamos años (casi 150, a propósito del próximo aniversario de la publicación del Origen de las especies) tratando de desdibujar la imagen más difundida de la evolución: un mono que camina a cuatro patas que luego camina erguido que se convierte en un homínido que se convierte en un hombre primitivo hasta tener el aspecto del hombre actual. Visión lineal. Teleológica. Promiscua. Errada.

Diplomados de capacitación para maestros de secundaria en materia de evolución. Reordenamiento de currícula y revisión de libros de texto. Ridiculización de quienes aseguran que, por falta de uso, dentro de unos años los humanos perderemos los dedos de los pies. Campañas iconoclastas. Para sustituir la imagen lineal por una arbórea, nuevas museologías y museografías. Conferencias. Divulgación sin anestesia.

Y esta mañana, sorbiendo un buen café con Letras Libres en mano, la susodicha imagen me asalta -por decirlo así- por la derecha. "Ya es tiempo de que la izquierda tome en serio el hecho de que hemos evolucionado desde otros animales;..", una buena traducción de las ideas de Peter Singer excepto por que viene acompañada de esa imagen. Cuando, sólo seis renglones debajo del mono que se transforma en intelectual aparece esta oración, ésta ya no puede entenderse en el verdadero sentido evolucionista. Dejo de leer desde como simplificación de a partir de un ancestro común y se apodera de mi lectura el catálogo de actualizaciones humanas.

Ocho párrafos más adelante, "La verdadera razón por la cual la izquierda rechazó el darwinismo es porque éste destrozaba el gran sueño de la izquierda: la perfectibilidad del hombre", trato de hallarle el objeto satírico. Me esfuerzo por seguir leyendo sin invocar el fantasma. Cubro la página 18 con una toalla. Nada. El extraño poder de la imagen que acompaña las palabras.

6 comentarios:

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

bueno, bueno... pero y yo, como divulgador, y por lo tanto simplificador,y traductor, necesariamente traidor... me pregunto: y de veras es tan grave el error (o la forma inadecuada, simplista, sobresimplificada y sí, errónea pero...)???

¿Cuál es el daño grave que hace que, de vez en cuando y sin pretensiones de expertos en evolución, sino hablando de otros temas y de forma coloquial, no rigurosa ni precisa, digamos que "hemos evolucionado desde otros animales"?

Digo, decir que "descendemos del mono" sí es quizá inaceptable, pero esto otro ¿de veras es tan grave?

Lo grave, para mí, y antes tengo que leer el texto, es querer mezclar una (posible: todavía no lo leo) crítica a la izquierda, probablemente desde un punto de vista derechoso (está en Letras Libres, después de todo) queriéndola justificar en el darwinismo.

Finalmente: no sé si se puede generalizar a decir que la izquierda rechazó el darwinismo, pero una gran parte de izquierdistas sí (al menos el darwinismo en cuanto a sus implicaciones sociales y humanas). Y sí, lo hicieron porque contradecía, con su sentido de azar, el manifiesto carácter teleológico, finalista, de la "evolución" explicada según el materialismo dialéctico, que "evolucionaba" hacia arriba, hacia lo mejor.

Hace falta recordar a Monod, con su Azar y necesidad...

Martín

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

posdata: donde dice "azar", para ser políticamente correcto, por favor pongan "contingencia".

Hitlercito dijo...

¿oye, entonces no es cierto que sin presión selectiva se tienden a perder cosas? ¿qué tan bueno es el libro de divulgación de daniel dennet (por si no lo conoces es un filósofo de la mente que es cuate de dawkins, pero tengo la impresión de que estás familiarizado con la filosofía)?

Hitlercito dijo...

por último, por si alguien lo quiere lo tengo en pdf

naturalmax dijo...

Es completamente cierto, querida Viv. Para completar la línea ascendente evolutiva del hombre deberíamos introducir en la gráfica un embrión en desarrollo antes del mono, y antes del embrión un puntico que reprecente a un óvulo fecundado.

Pongámonos serios si realmente nos creemos este asunto de la EvoDevo!!!

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

¡A mí! ¡A mí me encantaría tener el libro de Dennett en PDF!
Mi correo es mbonfil@servidor.unam.mx