domingo, 2 de marzo de 2008

Generalice con precaución


Hoy me topé con un video informativo (no mucho) en YouTube. Dice que "la ansiedad es una respuesta exagerada a una situación en peligro. Cuando se generaliza, conduce al miedo, las fobias, el pánico y la obsesión". Es decir, define el miedo como ansiedad generalizada. Además de que sugiere lo último que me faltaba, que el miedo mismo tiene una suerte de generalidad, me contrarió un poco. ¿Es mi miedo a generalizar producto de una respuesta exagerada a mi situación -digámosle académica: la que demanda la cohesión de los capítulos de mi tesis doctoral y la viabilidad de mis artículos en borrador? ¿Significa esto que estoy en peligro? ¿Peligro de qué?

Mientras continúo detectando, en mi diaria jornada de escritura-investigación, miedo a la acción de generalizar en primera persona, esa que puede simultáneamente arrojarme al abismo filosófico y rescatarme de la página en blanco; mientras separo esa sensación de la que me producen los esfuerzos (aciertos o tropiezos) generalizadores de los demás -que no suelen conducir a la sudoración de las manos, sino a la patificación del hígado (como dice mi amiga Edna) ya sea por buenos o por malos- Martín Bonfil me ofrece una salida:
"¡Generalice con precaución!".

Parafraseando la campaña publicitaria de la nueva fragancia de Diesel, Fuel for life...
Are you afraid?
Generalize with caution

1 comentario:

MARTÍN BONFIL OLIVERA dijo...

¿Será "patificación" del hígado, o más bien "patetificación"?

Y.. ¿a qué horas dije yo eso? No me acuerdo, pero ¡qué bueno que lo dije!

Besos
martín