sábado, 13 de octubre de 2007

Latin American Philosopher


Un investigador especialista en Shakespeare que trabaja en México tiene una gran desventaja frente a los que trabajan en el Reino Unido. No se trata de una barrera lingüística, sino de la transformación del acceso a las fuentes originales en un trámite burocrático de escala internacional. Esto, para el investigador latinoamericano, se traduce en una ausencia constante de citas originales, de argumentos de autoridad, en la falta de un contacto cotidiano con el origen de sus elucubraciones. ¿Qué hace un mexicano que permanece en lationamérica para estudiar a Shakespeare? Se desprende del método y del estilo anglosajón de hacer análisis literario.

Alfredo Michel, quien fuera mi maestro de literatura inglesa en la preparatoria (y uno de mis favoritos), produce trabajos que han sido calificados como frescos, innovadores y, sobre todo, distintivamente latinoamericanos. En su trabajo, las citas exhaustivas y los argumentos de autoridad se vuelven dispensables. Como resultado, Michel logra apropiarse de su objeto de estudio sin reproducir esquemas interpretativos: Shakespeare en inglés y para el mundo, pero con pasaporte mexicano (ver su contribución en Latin American Shakespeares).

¿Qué hace de la "filosofía latinoamericana (o la hispanoamericana o la iberoamericana, o...)" algo distinto de la filosofía desde latinoamérica? Hasta donde yo sé, no existe un Latin American Poppers/Peirces/van Fraasens/Dworkins/Fodors,.. ni algo que recoja de manera tan efectiva ese espíritu de apropiación-tropicalización del trabajo filosófico que se realiza en nuestro país -donde, como indica la página web del IIF, predomina la tradición angloamericana. El desideratum existe: se habla de un esfuerzo por consolidar la filosofía hispanoamericana, hay proyectos importantes abocados a generar redes entre instituciones de habla hispana, y el objetivo de dotar de identidad regional a lo que hacemos me parece sensato, incluso (quizás) deseable -si es que en realidad constituye un aporte significativamente distinto y no solamente una serie de biografías anotadas de ídolos-filósofos.

Pero me sigue causando algo de extrañamiento encontrarme con proyectos o coloquios con títulos como "filosofía de la ciencia desde México" o "pensar la ciencia en español". Me confunde el uso de las preposiciones. ¿Cuál es la diferencia entre pensar la ciencia en español, según los que hablamos español, desde/para/por hispanoamérica, entre hispanoparlantes, bajo cielo mexicano, ante la comunidad de habla hispana, mediante la lengua española? Y sobre todo, ¿significa que de esta manera se piensa la ciencia contra otros idiomas, nacionalidades o regiones? Cuidado.


3 comentarios:

Darío Vasconcelos dijo...

A mí cada vez más a menudo se me juntan en la mente el "La ciencia desde México" con el "sí-se-puede" en los cánticos para la Selección. Definitivamente escribir sobre Shakespeare en un país que está a 4,000 km de distancia y en un lenguaje distinto al suyo es una tarea contra corriente, pero hablar sobre matemáticas, física, biología, incluso psicología, en el idioma que sea, debería ser transportable y la única dificultad que me parece genuina es la de la propagación de los textos, suponiendo que el inglés es el idioma preferido por la mayoría de la comunidad científica.
¿Tú crees que en Inglaterra titulen algún coloquio "Octavio Paz desde el otro lado del charco" o "Borges desde el punto de vista inglés"? Yo entiendo el Latin American Idol/Shakespeare/etc como esfuerzos por aglutinar, no como intentos chauvinistas de apropiarse de algo que tuvo su origen en algún otro lugar...

Anónimo dijo...

Lo que más me intriga es que nuestro honorable posgrado nos conmine a pensar en español y nos obligue a escribir en español, pero que tengamos que leer en inglés y al menos otro idioma. "¿Por qué no estudiar en español?", cabría preguntar maliciosamente. Hay cosas que son difíciles de entender, sobre todo que nos manden correos para invitarnos a cursos sobre escribir en inglés y no podamos aprovechar eso para la tesis. Parece que debemos resignarnos a escribir para no ser leídos...

Lourdes Ortiz dijo...

Hola Vivette, pues extraño encontrarte en el cyber-espacio. Saludos, te posteo algo. Lourdes (IIFs 2004-2006 - UCSC 2007-).

Pues es díficil saber a que llamar "filosofía latinoamericana," dejemos a lado "filosofía en México." Quizá los filósfos (aprendicez incluidos) deberiamos concentrarnos más en proponer ideas que en "filosofar" sobre qué estamos haciendo o qué deberíamos de filosofar, "desde México". Tanta autoreflexividad, nos ha dejado en el mismo lugar, al menos si uno muy similar. No quiero decir que no hay trabajo valioso, solo que nuestros viejos problemas de "identidad" siguen ahí. Y a veces pesan mas que nuestras ideas. Que lástima, por que hay muchas y muy buenas. Creo.

Estoy completamente de acuerdo en que esos titulos dan un cierto aire a canticos futboleros. No es que no reconozca el esfuerzo de cierta gente por "hacer una filosofia mexicana," pero por qué no pensar en otras estrategias menos masoquistas.

Si tenemos algo que decir, a decirlo. Situemonos en las discusiones, o creemos las propias.